Alfredo Macero: «Compartiendo Experiencias».

alfredo.macero@xintec.cl

 

Dejó Venezuela en busca de mejores oportunidades, después de un análisis de diferentes países de la región, optó por Chile por su estabilidad, seguridad y compatibilidad para realizar trámites migratorios.
Alfredo Ingeniero de profesión, comparte con nosotros algunas de sus experiencias de vida.

 

¿Cuándo comenzó tu interés por la computación?

 

AM: La verdad es que no lo tengo muy claro, recuerdo que en mi último año del liceo no sabía lo que quería estudiar en la universidad, con 16 años aún no me había planteado lo que quería hacer con mi vida. Un día conversando con amigos me contaron que estudiarían Ingeniería de Sistemas en la Universidad de Margarita, porque querían trabajar con computadoras y arreglarlas y me animaron con esa idea, así que me inscribí y empecé la carrera, lo que no sabía era que nada estaba más alejado de la realidad que las expectativas de “aprender a arreglar computadoras” estudiando esa carrera, sin embargo, lo que conseguí me resultó mucho más atractivo, agregar algunos comandos en una computadora y que ella hiciera lo que le había solicitado, me parecía algo de la NASA. Así partió mi historia con la computación y en específico con la programación.

 

¿Cuales han sido los puntos más notables que te ha entregado tu trayectoria profesional?

 

AM: Mi trayectoria profesional no es muy extensa, Xintec me abrió las puertas para partir en la industria TI, cada proyecto en el que he participado ha sido un verdadero reto gracias a mis compañeros, jefes y a la dedicación y ganas que le he puesto me han ayudado a potenciar mis habilidades.

 

¿Cómo ha sido tu experiencia en Xintec?

 

AM: “Genial!, como dije anteriormente, Xintec es mi primera experiencia en el mundo de las TI, y cuando me dijeron que iba a empezar, no sabía con lo que me iba a encontrar, me preparé psicológicamente para lidiar con personas malhumoradas, egoístas (con el conocimiento) y quizás no tan agradables, todo esto por prejuicios basados en historias que había escuchado de conocidos que han trabajado en otras empresas del área, sin embargo, esto terminó siendo una lección de vida, desde que entré, lo primero que conocí fue efectivamente un loco con cara de medio malhumorado, que no diré quien es, pero su nombre empieza por “C” y termina por “amilo” que más allá de ser eso, realmente fue quien me brindó su mano para adaptarme en esta empresa y orientarme, siempre con muy buena disposición y buena onda, luego conocí a Sergio que como jefe ha resultado ser una enciclopedia sobre cómo tratar con los clientes y gestión de proyectos, eso sin contar también la buena onda. A medida que ha pasado el tiempo he tenido el gusto de relacionarme con muchos de los colaboradores de la empresa y afortunadamente cada uno ha sido más chévere que el otro, con grandes conocimientos que aportar y la buena disposición de hacerlo. Dentro de las cosas que más rescato de la empresa están: por un lado, la variedad cultural que existe dentro de sus integrantes y por otro lado, la cercanía de sus directores y el poder relacionarse con ellos con confianza y respeto.

 

Xintec® | Compartiendo Experiencias | Julio 2020

Alfredo Macero: «Compartiendo Experiencias».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *